Los Perros del Collar Rojo, en la lucha contra la rabia

20 millones de perros eliminados brutalmente cada año. Mueren envenenados, electrocutados, sofocados… Esto pasa en muchas partes del mundo, porque algunos creen que así detendrán la rabia, pero no es cierto. Matar perros no elimina la rabia.


Más del 99 por ciento de todas las muertes por rabia son causadas por mordeduras de perros infectados, entonces los gobiernos, tanto nacionales como locales, organizan matanzas masivas de perros en intentos para eliminar la enfermedad.

Las matanzas impulsadas por la eliminación de la rabia causan innecesariamente la muerte de millones de perros. Ultimados de formas terribles, incluyendo asfixia con gas, electrocución, disparos, envenenamiento y golpes, los perros pasan minutos e incluso horas de agonía antes de morir.

No es sólo el intenso dolor, sus muertes son trágicamente innecesarias. La matanza de perros no es efectiva para controlar la rabia.

Todas las organizaciones líderes, comprometidas en el control de esta enfermedad, incluyendo la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE, por sus siglas originales), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) están de acuerdo con que la matanza de perros no controla la rabia canina y, por lo tanto, no tiene ningún impacto en la reducción de la incidencia de la rabia en humanos.


La vacunación masiva es la única solución efectiva para terminar con la Rabia. Únete a la campaña Los Perros del Collar Rojo

Page tools:
Imprimir página