8.300 animales se beneficiarán de la operación de la WSPA en Haití

Sep 6, 2012

La WSPA toma en cuenta la cultura, experiencia y capacidades locales para desarrollar sus operaciones de ayuda a los animales en situaciones de emergencia. Haití es un excelente ejemplo de ello.

El equipo de Manejo de Desastres de la WSPA regresó a Haití para trabajar con el gobierno y veterinarios locales ayudando a los animales y sus dueños afectados por el paso de la Tormenta Tropical Isaac. 

Vacas, cerdos, caballos, ovejas, cabras y pollos son el tipo de animales que se puede encontrar dentro de los 8.300 que se beneficiarán de la operación que la Sociedad Mundial para la Protección Animal (WSPA por sus siglas en inglés) desarrolló en las comunidades de Bonga y Grand Fond, dos de las áreas más afectadas. El Programa de Manejo de Desastres de la WSPA había ayudado ya a más de 100.000 animales después del terremoto del 2010 que afectó la capital haitiana. 

“Me da mucho gusto saber que ustedes están siempre en la mejor disposición de ayudarnos con nuestra lucha. Gracias por estar aquí”, dijo Jean Vilmond Hilaire, Ministro de Medio Ambiente de Haití. La institución local proveyó de apoyo logístico a la WSPA para esta misión.

El trabajo de la WSPA consistió en construir capacidad local a través del entrenamiento a veterinarios haitianos en el uso de tratamientos preventivos, tomando en cuenta su conocimiento y experiencia, y brindando medicinas como vacunas y desparasitantes para asegurar la salud de los animales que sobrevivieron a la tormenta. Solo en la comunidad de Bonga perdieron alrededor de 7.000 cabezas de ganado.  

“Tenemos suficiente comida para los animales; pero a veces se enferman y sus dueños no tienen el dinero para poder comprar las medicinas y tratamientos adecuados para ellos”, explicó Maxem Exilus, veterinario haitiano líder de Bonga. Este es un ejemplo de la importancia de acercarse a la cultura local para así ayudar en la manera que ellos encuentren más útil. “En vez de imponer, su organización viene a sentarse con nosotros y a ver qué necesitamos. Esto es muy valioso”, expresó Cherilien Eliancy, veterinario haitiano líder de la comunidad de Grand Fond. 

La WSPA ayudó a reconstruir la infraestructura veterinaria haitiana que el terremoto del 2010 devastó. La organización no gubernamental internacional dio tratamiento a más de 70.000 animales necesitados; ayudó a reconstruir y reubicar el Laboratorio Veterinario Nacional básico para luchar contra las enfermedades de los animales; instaló 12 unidades de refrigeración de energía solar vitales para mantener las vacunas y brindó educación en bienestar animal y tenencia responsable de mascotas. 

Desde entonces, Haití ha estado trabajando en su reducción de riesgo y respuesta ante situaciones de emergencia, incluyendo a sus animales, para minimizar su vulnerabilidad a los desastres. Ellos ya cuentan con 500 Equipos de Salud Animal y esperan completar al menos uno por cada uno de los 570 distritos del país.

blog comments powered by Disqus
Page tools:
Imprimir página